La mujer fue imputada por homicidio.

En su declaración, la joven sostuvo que no era la novia de la víctima, que solo tenían encuentros ocasionales y que le había partido en la cabeza un palo de escoba para defenderse de un abuso sexual.

León tenía un corte en su brazo que, de acuerdo a su versión, se lo había hecho López con el vidrio de una botella rota cuando intentó violarla.

Por otra parte, según el testimonio de varios vecinos, eran habituales las discusiones y los gritos entre la pareja, apuntaba a que el homicidio había sido el trágico desenlace de una pelea más entre los dos.

Con los resultados de las pericias psiquiátricas realizadas este mediodía, el fiscal Carlos Torres resolvió imputarla por el crimen.

Antecedentes

Según publicó el portal Los Andes, Paula León tenía antecedentes. Hace años se le abrió una causa por la portación de un arma y después una denuncia en la fiscalía de Delitos Económicos. Incluso estuvo presa un tiempo en el penal de mujeres.

Hace meses se la imputó por violar la cuarentena, y por sus antecedentes le dictaron prisión domiciliaria. Sin embargo, tampoco la respetó y salió de su casa para ir a lo de su novio la noche del crimen, a unos 500 metros. Por incumplir la medida de control que pesaba sobre ella, también podría ser imputada.