En un encuentro virtual, Convergencia Social analizó la situación económica y política del Chaco

Participaron más de mil dirigentes y militantes de la provincia.

CON MASIVA PARTICIPACIÓN, UCR-CONVERGENCIA SOCIAL REALIZO UN ENCUENTRO PROVINCIAL VIRTUAL

Con la participación de más de 1000 dirigentes y militantes de todo el Chaco, conectados a través de plataformas virtuales y redes sociales, se llevó a cabo el “Encuentro Virtual Provincial de Convergencia Social”, movimiento interno de la UCR. La convocatoria tuvo como objetivo analizar la situación económica, social, institucional y político del país y la provincia.

El intendente de Coronel Du Graty, Juan Carlos Polini fue el encargado de las palabras de apertura, al que siguieron las participaciones del ex gobernador de la provincia, ex Senador Nacional y presidente de Convergencia Social, Angel Rozas, la intendente de Pampa Almirón Gladys Piccilli, el dos veces intendente de Sáenz Peña y actual presidente del bloque de diputados de la UCR, Carim Peche, la concejal de Resistencia y presidente del Foro de concejales radicales, María Teresa Celada, el Senador Nacional Víctor Zimmermann, la diputada Débora Cardozo, el diputado Alejandro Aradas, la diputada (m/c) Irene Dumrauf, el diputado y presidente de la UCR del Chaco, Livio Gutiérrez, la intendente de Pampa del Infierno Glenda Seifert y el intendente de Quitilipi Ariel “Quitito” Lovey.

Finalizadas las exposiciones, el presidente de la juventud radical, Ayrton Urlich, dio lectura a la propuesta organizacional y de trabajo territorial y un documento con las conclusiones del encuentro.

El documento:

“En las últimas décadas el mundo ha girado hacia lo individual por sobre lo colectivo, atendiendo lo urgente y postergando lo importante. Y la política no ha quedado exenta de esa vorágine global. Lo importante, a diferencia de lo urgente, siempre puede esperar, sin advertir que el éxito del propósito radicará en tener la capacidad de atender ambas situaciones.

Hace 26 años Convergencia Social nacía a la vida política del Chaco para cambiar la realidad de miles de chaqueños postergados en la atención de sus necesidades básicas, de sus derechos. Y lo logramos, precisamente porque fuimos capaces de poner en marcha políticas progresistas y humanistas que atendieron la coyuntura de lo urgente y planificaron lo importante, hecho que logró igualar a miles de comprovincianos mejorando su calidad de vida.

La vigencia de Convergencia Social radica además en que, los radicales en particular, y los chaqueños en general, tienen en claro quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos. Que siempre encontrarán a nuestras mujeres y hombres dispuestos a trabajar por los que más necesitan. Somos los que defendemos al productor, al docente, al personal de salud, de seguridad, al emprendedor y a todo aquel que apueste al Chaco y los chaqueños.

La sociedad ha evolucionado, las nuevas generaciones están muy atentas a las respuestas que la política y sus actores pueden dar a sus preocupaciones que hoy pasan por la economía, la salud, la inseguridad, el desempleo, la caída de los salarios, la ausencia de expectativas, de un futuro predecible.

A esto se suma el mayor de los peligros que puede acechar a una República, el avasallamiento de los poderes del Estado por parte de un poder político que, a la sombra de una pandemia pésimamente administrada, desplaza jueces, amedrenta periodistas y coarta las libertades constitucionales.

Del mismo modo se vive en el Chaco, donde la corrupción e impunidad están a la orden del día, los derechos parecen ser para algunos patoteros amigos del poder que se enriquecen a costa de la necesidad de los que menos tienen y son negados a los ciudadanos honestos, íntegros, que salen a ganarse el pan con esfuerzo y dignidad y cumplen con la Ley.

Quienes militamos en Convergencia Social vamos a trabajar para recuperar la justicia, el orden, la seguridad, el derecho a educación y salud de calidad como eje transversal de toda política de Estado. Queremos un Chaco sin violencia, sin atropellos, sin corrupción.

Queremos un Chaco con valores humanos y principios republicanos, donde prevalezca el diálogo y el respeto por la igualdad y la diversidad.

Queremos un Chaco que incluya a los jóvenes, emprendedores, padres adolescentes, absolutamente desprotegidos porque la política no ha entendido que encarnan una nueva concepción de familia, del trabajo y de nuevos talentos.

Queremos un Chaco con ambiente sano, donde nuestros bosques nativos sean preservados, porque si tenemos incentivos reales para protegerlos, nuestra provincia puede reducir una de las principales causas del cambio climático y su impacto en nuestras vidas.

Los desafíos que vienen por delante son mayores a las necesidades personales. En Convergencia Social no habrá espacio para especulaciones ni especuladores. Así como los hicimos antes, hoy renovamos el compromiso de trabajar juntos, en un marco de solidaridad y generosidad personal y colectiva que nos permita sostener esa representación ciudadana que supimos conseguir. Los convergentes somos muchos y tenemos todo lo necesario para dar este gran paso que hoy requiere la ciudadanía”.

 

Comenta esta noticia!