Tras la denuncia, la empleadora pudo saber que algunas de las joyas sustraídas fueron vendidas en un comercio de la ciudad y otras dejó para su arreglo.
Ante ello, la División Investigaciones de Sáenz Peña intervino con orden del fiscal Cristian Arana, y este lunes detuvieron a la joven en la casa de la anciana como supuesta autora del robo.
Tras la detención de la mujer, los efectivos buscan las joyas sustraídas para lo cual se analizan las cámaras de seguridad de la zona para conocer el movimiento que realizó la mujer tras apoderarse de las mismas.