(Foto:Télam)
        (Foto:Télam)
El proyecto cosechó el respaldo del Frente de Todos, el Interbloque Federal, la mayoría del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, mientras que los sufragios negativos correspondieron a la izquierda y 13 legisladores de Juntos por el Cambio.Noventa legisladores Juntos por el Cambio y el Partido de la Justicia Social se pronunciaron por la abstención.

La sanción del dictamen de mayoría se produjo tras 15 horas de debate y luego de agotar una extensa lista de oradores de más de 130 diputados que expusieron sobre la ley de gastos y recursos del próximo año.

La iniciativa aprobada respalda los ejes macroeconómicos proyectados por el Gobierno de un crecimiento del PBI del 5% para 2021, una inflación del 29%, un dólar promedio de $ 102,4 y un déficit fiscal primerio equivalente al 4,5% del PBI.

Otro aspecto central será la duplicación de gastos de capital que alcanzará el 2,2% del PBI, con el fin de aplicar un ambicioso plan de obras públicas.

En cambio, los intereses de la deuda, que en el Presupuesto de 2019 representaron el 3,5% del PBI, en el proyecto del Gobierno llegan al 1,5% del PBI tras el acuerdo logrado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, con los acreedores.

A lo largo del debate, los diputados del oficialismo destacaron que se trata de un presupuesto que busca apuntalar el crecimiento económico y reducir el pago de la deuda mientras que desde Juntos por el Cambio señalaron que no se cumplirán las proyecciones macroeconómicas.