“Dos meses sin trabajar nos perjudica todo un año”

Preocupación de emprendedores y propietarios de Paso de la Patria.

La denuncia de una familia de Resistencia a la que le desvalijaron su casa en Paso de la Patria durante el aislamiento obligatorio generó amplia repercusión esta semana.

Otros propietarios y habitantes hablan de los perjuicios económicos que representa la falta de dinero circulante.

paso patria.jpg

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3625263400

“Como ciudadano veo que es necesario ampliar la capacidad operativa de la policía y que el gobierno flexibilice restricciones para que podamos trabajar”, describe Marcelo Ávalos, de la Cámara de Turismo de Corrientes.

Como él dos fuentes más -que pidieron reserva- plantean que en ese municipio crecieron en habitantes y viviendas pero el Estado fue ‘quedando chico’. “Tenemos una única comisaría y un destacamento con muy poco personal”, afirman.

En diez años los habitantes aumentaron más del doble: de 6.000 en 2010 ahora se calculan que ya alcanzan los 14.000. Y además de la proporción demográfica, la ciudad se ensanchó.

paso.jpg

Un chaqueño que invirtió allí hace tiempo es Miguel Monfardini. En 1996 compró un terreno en el que terminó de edificar una vivienda recién en 2003. Con los papeles al día lamenta que en todo el tiempo de aislamiento no le permitieran a su familia entrar a verla. “Había candados por todos lados pero si nos roban no hay a quién reclamar”, plantea.

Hasta poder ir un conocido que riega las plantas y corta el pasto cada semana más dos vecinos -que viajaron el lunes y volvieron el miércoles- lo mantienen al tanto de las novedades. “Está la alternativa de un seguro, pero no siempre se recupera lo que se perdió”, agrega.

El panorama 

“Quienes vivimos acá tratamos de cuidar al vecino. Se tenga poco o mucho, todo cuesta y se logró con trabajo”, agrega Ávalos desde el Paso. Además el emprendedor valora mejoras locales: este año el municipio enripió calles y la transitabilidad mejoró. La comisaría tiene un poco más de recursos, pero no alcanzan.

Sin optimismo proyecta “un 2021 terrible”, en un contexto en el que la mayoría de las localidades correntinas que dependen del turismo están en la misma situación: “para una localidad que vive del turismo dos meses sin trabajo perjudican todo un año”, agrega. Como proveedor de un servicio turístico resume las contras de la inactividad: casi nueve meses sin trabajar mientras hay que mantener una propiedad y si se tiene empleados hacer los aportes patronales cuando en septiembre se pagó el último ATP.

Por último destaca el diálogo con las autoridades y buena voluntad que llevó por ejemplo a que prestadores se capaciten en protocolos para prevenir contagios en el sector.

costa.jpg

“Una economía que se nutre con los de afuera”

Un chaqueño que vive y trabaja en la capital correntina y pasa fines de semana en el Paso destaca el componente económico y cultural que representan los visitantes.

Para los locales son bienvenidos tanto los de otras ciudades correntinas como los de Resistencia, que además son mayoría entre las visitas.

“Los comerciantes esperan que vengan los chaqueños porque hacen compras importantes, nutren la actividad económica. Hay una economía que depende de eso”, destaca.

El vecino señala que si bien la seguridad depende de la provincia cuestiona un rol municipal limitado aún antes de la pandemia: “el intendente debería hacer algo para reforzar el cuidado de las viviendas. Falta empatía con el que es de afuera”, agrega.

Comenta esta noticia!