“Gustavo Martínez decidió maltratar a los pobres y gobernar para los ricos” 

Marcela Acuña repudió el desalojo de los puestos de comidas al paso en Resistencia. El intendente de Resistencia se negó a dialogar con los trabajadores informales.

Ayer los trabajadores informales que fueron desalojados de la Plaza 25 de Mayo y alrededores por el municipio capitalino se movilizaron para entregar un petitorio pero Gustavo Martínez se negó a atenderlos.

La referente de Mujeres al Frente del movimiento Emerenciano, quienes acompañaron el reclamo de los trabajadores informales, acusó al jefe comunal de maltrato a los puesteros desalojados. “Hay una decisión de gobernar para los que tienen dinero y limpiar de pobres el centro de Resistencia y sus ingresos”, sostuvo.

“LOS DESALOJOS COMPULSIVOS A LOS POBRES SEGUIRÁN” 

La dirigente social apuntó a “la falta de humanidad en las decisiones políticas” que afecta a parrilleros, verduleros, hamburgueseros, pancheros y tantos otros. “El municipio de Resistencia es responsable de los desalojos. Son familias que quedaron sin su sustento diario. Hay que estar en sus zapatos y comprender el sufrimiento de no tener nada para comer”, fustigó.

“Dejamos los reclamos en cada estamento y al llegar al Municipio de Resistencia no solo cerraron sus rejas, sino que se negaron a recibir el petitorio solicitando el pedido de audiencia por parte de los trabajadores desalojados”, detalló.

Acuña consideró “inadmisible” el maltrato a las personas pobres y aseguró que no tratan de la misma manera a los representantes de la Cámara de Comercio.

“Los desalojos compulsivos a los pobres seguirán, según dijeron desde el mismo municipio. Los trabajadores desalojados piden una mesa de diálogo y ser tratados como trabajadores, no como delincuentes”, agregó y aseguró a los trabajadores informales desalojados que el movimiento socialista Emerenciano “no los va a dejar solos”.

fuente datachaco.com

Comenta esta noticia!