Falsa enfermera: le dijo a una jubilada correntina que era la vacuna para el covid pero la sedó y desvalijó su casa

Ocurrió en la localidad correntina de Mercedes donde una mujer con chaquetilla de enfermera se presentó en el hogar de la anciana argumentando que le traía la inmunización para el coronavirus 

Delincuentes se hicieron pasar por personal de salud para asaltar a una jubilada de la localidad de Merce­des, con ciertas argucias lograron sedar a la mujer que esperaba ansiosa ser vacunada.

El hecho se registró en la zona céntrica de la mencionada localidad del centro de la provincia. En la puerta de la vivien­da de calle Caá Guazú 1071 donde llegó una mujer vestida de azul, similar a la vestimenta de las enfer­meras.

La atendió Gloria Arévalo de 78 años, quien vive sola. El momento de la llegada de la impostora fue a alrededor de las 12.30 a plena luz del sol, y en una zona muy transitada, ele­mentos que pueden facili­tar la investigación. La mu­jer le dijo a la víctima que había sido seleccionada para recibir la vacuna con­tra la covid-19. Según rela­tó, le parecía rara la situa­ción por lo que al principio se había resistido, y había hecho muchas preguntas, pero la delincuente había logrado convencer­la de que la dejara ingresar para co­locarle la primera dosis de la vacuna Sputnik V, pero an­tes sacó un frasco con gotas que le dio de tomar en un vaso de agua.

A los pocos minutos la damnificada señaló que comenzó a sentirse can­sada, y mareada. En ese momento en una especie de penumbra ingresó un hombre, quien conversó con la supuesta enfermera y la dueña de casa perdió el conocimiento.

Ya en horas de la tarde fue a visitarla el hermano, quien ingre­só a la vivienda ya que la llamó varias veces pero no le contestaba. La encontró acostada, casi sin conoci­miento, por lo que tuvo que sacudirla para despertarla, la casa estaba revuelta en su totalidad.

Las fuentes señalan que no se informó el faltante de dinero: “Aparentemente buscaban dinero porque re­volvieron todos los roperos entre otros muebles”, deja­ron tirada la ropa por todos lados, papeles. En las redes circularon algunas fotos del desorden en que dejaron la casa, y la mujer ni se enteró por el fuerte somnífero que le habrían dado de beber.

Se llevaron un televisor de 32 pulgadas, una netbook, un celular y una colcha, entre otros elementos. Por el mo­mento no hay detenidos, y el caso causó conmoción en las redes ya que mu­chas personas temen que la vacunación a personas de riesgo abra las puertas al accionar de delincuentes que se aprovechen de los pacientes vulnerables.

Se analizan las cámaras de seguridad de la zona, también se está tomando declaración a los vecinos, ya que el momento del he­cho había mucha gente ca­minando por la calle.

Comenta esta noticia!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.