El hecho ocurrió en un control en el kilómetro 785 de la Ruta Nacional N°14, donde la Gendarmería frenó la marcha del camión que se dirigía de Foz de Iguazú a Buenos Aires y solicitó la documentación del vehículo.

En ese momento, los gendarmes notaron anomalías, por lo que revisaron el transporte con un perro detector de narcóticos que se puso alerta al pasar por al lado del semirremolque.

Ante esta situación, los uniformados frente a varios testigos lo abrieron y encontraron 200 paquetes envueltos en plástico y entremezclados con aserrín.

Luego dieron intervención a Criminalística y Estudios Forenses que realizó un narcotest al contenido de los bultos que dio resultado positivo para cannabis sativa con un peso de 3.470 kilos.

Por último, el magistrado interviniente dispuso el secuestro del estupefaciente encontrado y que el conductor del camión quede detenido.