En representación de todo el gabinete provincial, el funcionario remarcó que ven “con mucha preocupación el aumento de la violencia política gestada desde un sector minoritario que solo busca romper las vías institucionales para habilitar prácticas violentas y la imposición a la fuerza”. “Hoy se hace visible porque es un ataque directo contra un funcionario, pero previamente hay amenazas permanentes vía celular, insinuaciones de odio y manifestaciones de desestabilidad”, advirtió.

En ese contexto agradeció el apoyo de las y los intendentes de la provincia que hicieron llegar, desde la tarde de ayer, su repudio, acompañamiento y preocupación por la creciente violencia hacia funcionarias y funcionarios del Estado provincial. “Esto nos conlleva a pedirles a todos que podamos reflexionar sobre el aumento de la violencia política en el Chaco, es evidente que hay sectores que maniobran desde la violencia una estrategia de desgaste, extorsión y temor desde estas prácticas, que afectan a un gobierno de mayorías, perjudicando a todas y todos”, sostuvo.

Por último recordó que desde el inicio de la gestión de gobierno se abrieron las puertas al diálogo con todos y cada uno de los sectores de la sociedad, por lo que están garantizadas todas las vías institucionales para la petición y resolución de conflictos. “Es camino siempre fue, es y será el diálogo, no podemos permitir que la violencia sea el medio, es momento de poner al descubierto y desterrar estas prácticas, debemos cuidar al Estado y a las y los ciudadanos”, concluyó.