Imagen ilustrativa

El robo se habría perpetrado entre la noche del jueves y la madrugada de este viernes. Según confirmaron los delincuentes se robaron hasta los pilotes que estaban enterrados por lo que el daño se estima que sería más de medio millón de pesos.

Además, previo al robo los delincuentes habrían cortado “intencionalmente” las riendas que sostenían la antena provocando que la tormenta de ayer derribe toda la estructura de acero.