Ante esta situación, el verdulero no tuvo más remedio que entregarle el dinero que había recaudado en el día, ya que el delincuente le apoyó en el pecho un arma blanca y además le decía: “Dame toda la plata o te mato”. Aparte del dinero, el dueño de la verdulería le hizo entrega de un teléfono celular.

Después del robo, el delincuente optó en darse a la fuga con un acompañante que hacía de “campana”. La denuncia fue realizada en Comisaría Segunda y se solicitó la colaboración a la División Investigaciones. Interviene en el caso la Fiscalía de Investigación Penal N°1 a cargo del Dr. Cristian Arana, en la causa por “Robo a mano armada”