Un polémico diputado antivacunas fue al Congreso con un calzoncillo como tapabocas y armó un revuelo

El diputado paraguayo Jorge Britez fue noticia en las últimas horas luego de publicar en sus redes sociales una imagen en la que se lo ve con el rostro cubierto con una prenda de ropa interior, en plena sesión del Congreso.
 
Su conducta desató el repudio y la indignación de los usuarios, quienes en pocos minutos criticaron su accionar.


“Mi tapabocas casero”, expresó Britez en su cuenta oficial Twitter, donde se caracteriza por burlarse del uso del barbijo, las vacunas y todas las medidas sanitarias impuestas contra el Covid-19.

El diputado conocido por su postura antivacunas

Es que Britez es conocido por instar a no utilizar tapabocas y a no vacunarse, posición que se contrapone a las recomendaciones sanitarias y los estudios científicos por la pandemia de coronavirus, según consignó el medio paraguayo “Hoy”.

Además, el legislador planteó una ley para multar a las redes sociales que aplican “censuras a sus usuarios”, luego de que Facebook lo castigara por difundir información falsa sobre los tratamientos contra el coronavirus.

No obstante, a principios de este mes, la cuenta de YouTube de la Cámara de Diputados de Paraguay fue suspendida por una semana como consecuencia de los discursos antivacunas de Britez.

Incluso presentó un proyecto de ley con el objetivo de “no discriminar a las personas que no quieran vacunarse”.

Mediante esa iniciativa, el parlamentario asegura que se podría poner fin a las “innecesarias discordias y planteamientos discriminativos que han surgido en las últimas semanas entre vacunados y no vacunados”.
 
El proyecto, registró un amplio rechazo por parte de las comisiones asesoras de la Cámara de Diputados.


El año pasado se sacó la camisa en plena sesión

No es la primera vez que el legislador genera una polémica dentro del recinto, por su conducta inapropiada.

En junio del año pasado, Britez se sacó la camisa en plena sesión parlamentaria para reclamar al Gobierno la reapertura del puente internacional “La Amistad”, que une Paraguay con Brasil sobre el río Paraná, a 330 kilómetros al este de Asunción, cerrado por la pandemia-

“Yo no quiero que nadie se muera, pero hace más de 60 días que tienen encerrada a Ciudad del Este”, dijo en esa oportunidad Britez, oriundo de esa urbe vecina de la brasileña Foz de Iguazú, al justificar su actitud.

El legislador dijo que el 80% de la población fronteriza depende del comercio con Brasil. “Necesitamos trabajar. Vamos a cumplir todos los protocolos”, dijo luego de arrojar su camisa.

“Pido salud, trabajo y educación para mi pueblo y se escandalizan por una camisa”, agregó al tiempo que el titular de Diputados, el oficialista Jorge Alliana, levantó la sesión. /TN

Comenta esta noticia!

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.