“Hemos planteado nuestras prioridades en término de infraestructura y agradecemos el compromiso expreso del CAF de financiamiento de una obra para la Universidad Nacional del Nordeste”, destacó Larroza al finalizar la reunión con Perczyk.

“También tenemos un proyecto con el gobierno del Chaco, un programa que se denomina Eco Token, que es un financiamiento que tiene que ver con la conservación y la sustentabilidad del medio ambiente en El Impenetrable, con la posibilidad de ampliarse también a los Esteros del Iberá”, detalló el rector de la UNNE.

A la vez que resaltó: “Creo que el encuentro fue muy productivo porque hemos generado las líneas prioritarias, como ser la educación profesional, escuelas técnicas y las necesidades en infraestructura y de formación para las universidades”.

En cuanto a las novedades edilicias para la UNNE, Larroza contó: “Estamos próximos al inicio de lo que será el Instituto de Botánica del Nordeste (IBONE), en el predio del campus Deodoro Roca, donde ya está en marcha la licitación para la construcción de ese edificio”.

Además, agregó: “Otra de las obras que tenemos que definir es la segunda etapa del edificio de la Facultad de Artes, donde hay que verificar los procesos para la línea de financiamiento de estructura del Banco de Desarrollo de América Latina”. También mencionó otras obras que se realizarán con las agencias de desarrollo tecnológico.

Larroza agradeció a las autoridades que participaron del encuentro por el compromiso a continuar trabajando en conjunto con proyectos de articulación. “Quiero destacar el espacio de diálogo generado por los dos gobiernos, tanto a nivel nacional como provincial”, remarcó.

En la reunión con el ministro de Educación de la Nación también estuvieron presentes Germán Oestmann, rector de UNCAUS; y Jorge De Pedro, decano de la Facultad Regional Resistencia de UTN.

Durante el encuentro, también se planteó la necesidad de la articulación del sistema universitario y de los institutos de investigación con las demandas y necesidades regionales de cada provincia. También se propuso el desarrollo de un polo o parque tecnológico universitario en Resistencia, para que integre el trabajo de las tres casas de altos estudios