En la oportunidad, entregó a resolución que establece que “desde el bimestre julio/agosto y hasta noviembre/diciembre, se eleve el piso de la Tasa de Registro Inspección y Servicios de Contralor (TRISC) de 520 a 800 millones de pesos, y recién a partir de ese pasarán a integrar la categoría de grandes comerciantes”. Además, las siguientes categorías se irán incrementando de forma escalonada.

TRABAJO CONJUNTO

Destacó a las instituciones que posibilitan realizar “distintas acciones que nos permitan potenciar el perfil de nuestra ciudad, que está ligada en su expansión y desarrollo a la actividad comercial, de transacción de bienes y servicios para crecer y generar muchos puestos de trabajo”.

“Venimos trabajando con las entidades para lograr su expansión económica y que generen puestos de trabajos pero, además, permitir un camino de desarrollo”, observó.

En ese contexto, reiteró su posición en cuanto a la importancia de los eventos que presenta Resistencia para fomentar el turismo de destino, citando como ejemplo la reciente Bienal de Esculturas, las actividades en el autódromo municipal y todo tipo de espectáculos que posicionan a la ciudad entre las destacadas de la región.

“Estoy convencido que el sector público debe acompañar al privado, esto nos enorgullece y lo hemos expuesto en los plenarios de la CAME en lo que respecta a los centros comerciales”, dijo el Intendente, en relación a la serie de presentaciones efectuadas con la Confederación Argentina de la Mediana Empresa en distintas provincias.

“Es una situación compleja la de los comercios, la pandemia los afectó pero ahora vamos logrando metas, nos comprometimos a trabajar en conjunto y lo estamos haciendo”, manifestó.

LOS BENEFICIOS

En cuanto a estos nuevos beneficios para el sector comercial de la ciudad, el Jefe comunal fue claro: “La consigna es para ahora y con una ampliación en diciembre cuando se apruebe la Ordenanza General Tributaria para el ejercicio 2023”.

“Lo hacemos desde una concepción filosófica, es decir, menos impuestos, más trabajo, es central que comprendamos que la actividad económica para expandirse necesita el acompañamiento municipal, ordenar la situación fiscal para no sobrecargar a quien genere empleo”, aclaró.

“La actividad es central, fomentar el empleo formal que permita dejar de lado los planes sociales y becas, que los comercios tengan el menor recargo fiscal”, dijo y agregó: “Empezamos este camino desde hoy pero vamos a seguir trabajando”.

Tuvo una visión crítica al sistema fiscal que se desarrollaba hasta el momento, diciendo que “la tasa de Industria y Comercio sancionaba la buena facturación, era una visión distorsiva de los que significa crecer y facturar más”.

Denotó que el Municipio dejará de percibir un costo fiscal unos 85 millones de pesos de devengado para volcarlos a la actividad privada “y nos comprometemos para que en diciembre ampliemos esta propuesta con más beneficios, estimular la apertura de locales, combatir el comercio ilegal y que hayan auditorías, no más inspecciones y para tener una sola reglamentación”, aseveró.

LA RESPUESTA DEL SECTOR PRIVADO

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio capitalina, Iván Bonzi, agradeció al Intendente y reflejó: “La inflación y el contexto económico que estamos atravesando necesitaba una mirada especial por parte del Estado hacia el sector privado”.

“Tanto las escalas como las habilitaciones comerciales eran cuestiones pendientes solicitadas por el sector privado, por eso agradezco el compromiso que han tenido”, recalcó.

En esa sintonía, el presidente de la Confederación Económica de la Mediana Empresa, Alfredo González, apuntó: “La actualización de estos aportes fiscales es muy interesante porque a las medianas empresas de Resistencia les cae muy bien y también a las que tienen filiales”.

“Genera esta energía para poder trasladarla a todo el país esta acción gremial que se lleva adelante entre la Cámara y el Municipio, para ser tomada como ejemplo en otros lugares”, acotó.

Agradeció a Gustavo porque estas medidas “hacen al compromiso político que va llevando adelante por parte del Municipio, son buenas iniciativas para potenciar al comercio local”.

“Este costo fiscal que tiene el Municipio indudablemente va a ser volcado al sector privado, demuestra el gran trabajo articulado que se lleva adelante aquí”, puntualizó.

Mientras que Verónica Mazzaroli, presidenta de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines, señaló: “Celebramos porque para todos los que aportamos tributos es bueno tener escalas actualizadas y aggiornadas a las situaciones actuales y este trabajo nos beneficia, ya que continuamente una ciudad también crece en base al aporte que nuestras empresas hacen”.