Masacre de Monte: prisión perpetua para dos policías y 15 años para los otros dos

La Justicia dictaminó las sentencias para los cuatro efectivos de la bonaerense acusados por la muerte de cuatro adolescentes, en mayo de 2019.

La jueza del Tribunal Oral en lo Criminal N° 4 de La Plata dio a conocer este viernes las penas que deberán cumplir los cuatro policías imputados por la Masacre de Monte, acusados de asesinar a Aníbal Suárez, Danilo Sansone, Camila López y Gonzalo Domínguez, durante una persecución en mayo de 2019, en la localidad bonaerense de San Miguel de Monte.

El veredicto de culpabilidad se había dado el 17 de mayo, cuando un jurado popular sentenció a Rubén Alberto García y Leandro Daniel Ecilape por el delito de «homicidio agravado por el abuso de la función o cargo policial, y por ser cometido mediante arma de fuego», y tentativa de homicidio para el caso de Rocío.

Ahora, este viernes se supo que ambos finalmente recibieron la pena de prisión perpetua.

Por su parte, también faltaba conocer la condena para los efectivos Manuel Monreal y Mariano Ibáñez, quienes fueron considerados culpables por mayoría del delito de «tentativa de homicidio agravado por el abuso de la función o cargo policial, y por ser cometido mediante arma de fuego».

El Juzgado dispuso una pena de 15 años de prisión para ambos.

CÓMO FUE LA MASACRE DE MONTE
La «Masacre de Monte» ocurrió la madrugada del 20 de mayo de 2019, en San Miguel de Monte, cuando el auto Fiat 147 en el que circulaban las víctimas impactó en la colectora de la ruta 3 contra un acoplado de un camión, tras una persecución a los tiros por parte de la policía.

Leer mas  «Detienen a hombre con 171 paquetes de marihuana en camioneta: un golpe al tráfico de estupefacientes en el Chaco»

Al Fiat 147 lo comenzó a perseguir un primer móvil policial en el que circulaban García y Ecilapé y en un operativo cerrojo se sumó otro móvil en el que iban Monreal e Ibáñez.

Según se determinó en el juicio, Ibáñez era quien manejaba un móvil policial y le cruzó el paso al automóvil en el que iban las víctimas en el cruce de las calles Chubut y Caseros, donde Monreal realizó un disparo con su pistola calibre .9 milímetros que hirió en la pelvis a Domínguez, pero el Fiat 147 continuó con la fuga hacia la colectora de la ruta 3, perseguido por el otro patrullero, en el que circulaban García y Ecilapé.

En ese momento comenzó una segunda secuencia en la que el patrullero al mando de Ecilapé persigue al auto que termina impactando contra el acoplado de un camión que se hallaba detenido, donde murieron los cuatro jóvenes.