Intoxicación masiva en un jardín de infantes en Concepción del Bermejo: hubo 46 niños afectados

Pasado el mediodía de este miércoles, la tranquilidad de Concepción del Bermejo se vio alterada por una intoxicación masiva que se produjo en el Jardín de infantes N° 22 «Doctor Carlos Janik» debido a la ingesta de comida que, se presume, se hallaba en mal estado.

Así lo confirmó el intendente de la ciudad, Raúl Maldonado, quien comentó que tomó conocimiento de que «hubo una intoxicación con la comida que se le brindó a los chicos».

Un total de 46 chicos se vieron afectados por esta situación. «Siete de ellos fueron derivados a Sáenz Peña para un mayor control en función de la evolución, porque seguían con vómitos y diarrea», precisó el intendente, quien acudió al Hospital de Concepción de Bermejo a colaborar como médico tras enterarse de lo sucedido.

«Al resto de los pacientes se los sigue controlando, pero en líneas generales está controlada la situación», dijo. Contó además que los niños asistidos presentaban en general «gastroenteritis y diarrea».

«Los niños comieron un salpicón de aves que, supongo en cuanto a la elaboración, la calidad de los insumos como pollo, huevo y todo lo que se utilizó será motivo de estudio y análisis para arribar a algún tipo de diagnóstico que permita deslindar responsabilidades», detalló Maldonado.

Además, dijo que lo ocurrido «formará parte de un sumario administrativo que hará la parte educativa». «No somos proveedores del servicio de comedores escolares, lo hace un particular que tiene relación con la parte educativa», detalló Maldonado. Y resaltó: «El municipio no tiene nada que ver».

El Hospital de Concepción de Bermejo tiene 20 camas para internación, por lo que se vio colapsado. Comenzaron a recibir los primeros pacientes después del mediodía y luego había más de 40 personas para ser atendidas.

Leer mas  Tres ganadores se repartieron casi $90 millones de la Poceada

Ante esta situación se comenzó a trabajar en los pasillos del hospital y, en la medida que se iban compensando los pacientes, eran derivados a la casa. Los que no se podían compensar eran derivados o pasaban a las habitaciones.

«La municipalidad está a disposición de lo que el director del Hospital pida, yo soy médico pero vine a atender porque es mi instinto natural, y vine a trabajar, junto al staff de profesionales que tiene el hospital», cerró el intendente.