«No soy mono de circo, prefiero morirme»: los dichos de Emerenciano, molesto por los gritos en su contra

El dirigente imputado como coautor del crimen de Cecilia Strzyzowski no quiso que lo lleven al Hospital Perrando porque le gritan «asesino». Su familia lo defendió, acusó malos tratos y se preguntaron si los fiscales lo acusan de coautor por «no drogarse y no mujerear».

Los hermanos de Emerenciano Sena convocaron a una movilización para exigir la libertad del dirigente piquetero, también pidieron la presencia de la prensa en la sede del Comité de Prevención contra la Tortura para hablar, pero no lo hicieron y se molestaron por algunas preguntas. José Suárez, designado jefe político del barrio, fue nuevamente el vocero y apuntó contra la fiscalía y contra los medios de comunicación que informan sobre el caso Cecilia Strzyzowski a los que acusó de «caranchos».

El objetivo de los familiares y militantes del movimiento de los Sena era entregar una nota al Comité denunciando «tortura y malos tratos» contra el dirigente que se encuentra detenido desde el 9 de junio en la Comisaría Tercera y sospechado de ser coautor del femicidio.

La nota no pudo ser entregada puesto que el Comité que preside Kevin Nielsen se encuentra de guardia por las vacaciones invernales. En la misma se quejaron de «la presencia de periodistas caranchos con gente para cascotearlo» en las visitas medicas que el dirigente piquetero ha realizado y en las que en algunas oportunidades recibió gritos en su contra. También denunciaron «impedimento de recibir visitas y realizar llamadas».

«Emerenciano le dice a su familia que se filtra esa información por parte de la fiscalía, o no sé quién. Esto no puede ocurrir más, cómo van a estar esperando personas para cascotearle, para decirle asesino y todas las barbaridades que le están diciendo cuando Emerenciano es totalmente inocente, no hay una sola prueba contra él. El compañero Emerenciano Sena se la está comiendo siendo totalmente inocente», reclamó Suárez.

Leer mas  Allanan búnker narco: secuestran cocaína y un millón de pesos
Familiares de Emerenciano Sena junto a José Suárez, el jefe político del movimiento socialista

El «jefe político» del movimiento de los Sena señaló que tanto Emerenciano como Marcela Acuña reciben visitas de sus familiares, los únicos autorizados por el momento a hacerlo y repitió frases que el dirigente pidió que se repliquen.

«Él le dijo puntualmente a la familia ´no soy mono de circo, prefiero morirme acá, pero no me van a llevar a que yo haga de mono de circo, que se rían que me digan asesino, que se burlen, que me tiren cascotes. Si esto no se corta me voy a morir ´. Le repito lo que me dijeron los familiares», indicó Suárez mientras uno de los hermanos de Emerenciano asentía con la cabeza.

Suárez y los vecinos presentes relativizaron el contenido de la carta que Marcelina Sena quiso entregarle a su hermano en la que le pedía hacer «show con su diabetes». Ante la consulta, evitaron profundizar del tema, mientras insistieron en el «delicado» cuadro médico del detenido. Marcelina, presente en el lugar, se retiró de la escena al escuchar la pregunta.

¿Hablaron sobre qué pasó con Cecilia?, se les consultó a los presentes en la conferencia de prensa improvisada en Colon al 20. «Sobre el hecho en sí no hablamos. No hablamos puntualmente del tema Cecilia, no se habla. El expediente es el que habla y este hecho lo politizaron. Lo llevaron a una politización», indicó Suárez.

«¿Y si salió por atrás?», la respuesta de José Suárez sobre el último momento en que se la ve a Cecilia con vida, ingresando a la casa de los Sena.
Indicaron además que defienden puntualmente a Emerenciano porque «es 100% inocente y porque no existe una sola prueba contra él. Lo de Marcela y César no sabemos puntualmente. Hasta que no esté en el expediente la condena o las pruebas que correspondan».

Leer mas  Crédito Anses para trabajadores: cuándo y cómo se puede tramitar

Finalmente, Suárez optó por desmerecer algunas de las pruebas que comprometen a los Sena: dijo que los muebles manchados con sangre fueron donados «dos semanas antes» del hecho, algo que en las cámaras de seguridad y en la declaración del hombre que hizo el traslado se contradice, y que tenían «puntitos de sangre».

Planteó que Cecilia pudo haber salido de la casa «por atrás» y aseguró que el Equipo Fiscal Especial tiene detenido a Emerenciano porque «defiende a los pobres, porque defiende al os más necesitados, porque hizo una carrera política de 30 años, de sacrificio. Emerenciano no tenía vicios, pocos de nosotros eran como él que superó fumar, chupar, no se drogó, no mujereaba».