César Sena inició una huelga de hambre: exige una pava eléctrica y un anafe

César Sena, imputado por el presunto femicidio de Cecilia Strzyzowski, comenzó una huelga de hambre este lunes en protesta por una serie de pedidos que le realizó al personal del Complejo Penitenciario de Resistencia y que le fueron negados: quería ingresar una pava eléctrica y un anafe.

Según confirmó a Diario TAG el abogado del joven de 19 años, Ricardo Osuna, el presunto femicida informó en la tarde de ayer que dejaría de comer sólidos a modo de huelga para que le permitan ingresar dichos electrodomésticos en su detención. El mismo modo de protesta utilizó su madre, Marcela Acuña, durante 25 días, exigiendo la liberación de su esposo, Emerenciano Sena.

César pidió que le permitan ingresar un anafe y una pava eléctrica a su celda, pero obtuvo una respuesta negativa por parte del Equipo Fiscal Especial, debido a los posibles riesgos que estos significan. Previamente se le habían negado otras demandas.

El imputado de 19 años es el principal señalado por el macabro crimen de Cecilia Strzyzowski. A César Sena se le imputa el delito de «homicidio triplemente agravado por el vínculo y concurso premeditado de dos o más personas en un contexto de violencia de género (femicidio)», y lleva tres semanas alojado en el Complejo Penitenciario de Villa Barberán.

Pese a que el joven es el único de los siete imputados en la causa que continúa sin declarar, las pruebas en su contra se acumulan, con el hallazgo de manchas de sangre en la parte trasera de una camioneta de su propiedad, con la que se cree habría transportado el cuerpo de Cecilia.

Leer mas  Martínez en Machagai: Es momento de apoyar a la gente de trabajo que sale adelante con esfuerzo, que quiere estudiar y se capacita

Incluso su madre, Marcela Acuña, lo señala como el autor del terrible crimen de la joven de 28 años. «Siempre se supo que fue pasional y que mi hijo fue el responsable», escribió la líder piquetera en una de las tantas cartas que redactó durante su detención