Tensión en Boca: el club pidió ante la FIFA y AFA liberar el cupo de Sebastián Villa

El club de la Ribera se asesoró y pidió ante la máxima entidad del fútbol mundial que analice y falle a su favor para liberar el cupo de extranjero del jugador colombiano.

Boca Juniors pidió este viernes a la FIFA y la AFA que le liberen un cupo de extranjeros mientras se mantenga el conflicto legal con el colombiano Sebastián Villa, quien envió una carta documento al club para reclamar su libertad de acción tras la determinación de marginarlo del plantel luego de su condena judicial por violencia de género.

Villa no se considera jugador de Boca, pese a tener contrato vigente, y así lo hizo saber con su presencia en un entrenamiento de Unión Deportiva Lanzarotte, un club de la tercera división de España que dirige el argentino Leonel Gancedo.

La dirigencia de Boca está a la espera de que las federaciones le concedan ese permiso, que no solucionará el conflicto con Villa, pero al menos aportará una solución para el mercado si en un futuro se apunta a la contratación de otro extranjero.

Con las llegadas de los uruguayos Edinson Cavani y Marcelo Saracchi en lugar de Óscar Romero y Jan Hurtado, Boca llegó a los seis lugares permitidos por AFA.

El resto son Luis Advíncula (Perú), Bruno Valdez (Paraguay), Miguel Merentiel (Uruguay) y el propio Villa, mientras que los colombianos Frank Fabra y Jorman Campuzano no ocupan cupo por tener doble nacionalidad

La dirigencia «xeneize», después de la condena a prisión condicional por haber sido culpable en primera instancia por amenazas coactivas y lesiones leves agravadas contra su expareja Daniel Cortez, tomó la determinación de que el jugador no vuelva a ser convocado hasta tanto no se resolviera esa cuestión legal.

Leer mas  Se realizó el sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores: Boca y River solo se podrían cruzar en la final

El colombiano viajó a su país luego de una reunión con el Consejo de Fútbol y a la distancia empezó a reclamar que se sentía marginado. Boca le exigió presentarse a entrenar, el futbolista lo hizo, pero lo tuvieron trabajando en el gimnasio apartado el grupo, por lo que se consideró libre y no volvió a ir al club.

En Boca mantienen la postura inicial de que le brindaron todas las herramientas legales del club y llegarán hasta las últimas consecuencias, sin darle la carta de libertad.

Desde que comenzó el mercado de pases se aguarda una oferta para venderlo, pero más allá de un sondeo de Arabia Saudita, nunca llegó un ofrecimiento formal.