Durante la primera quincena de enero de 2024, a no tantos días del paro general dispuesto por la CGT, Javier Milei participará de la audiencia en la que se firmará el convenio entre la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), Armando Cavalieri, y las cámaras empresariales del sector para poner en marcha el nuevo sistema indemnizatorio que regirá para los trabajadores que se incorporen a la actividad, a tono con la reforma laboral incluida en el DNU 70/2023.

“El Presidente quiere estar presente para darle su apoyo al sindicato de Cavalieri y al nuevo sistema de indemnizaciones que busca promover la creación de fuentes de trabajo”, afirmó a Infobae una fuente del Ministerio de Capital Humano, que encabeza Sandra Pettovello, que reveló que “hay otros 3 o 4 gremios importantes que anunciarán en los próximos días su adhesión” al esquema indemnizatorio basado en el Fondo de Cese Laboral que rige para los trabajadores de la construcción.

Esa iniciativa es una de las que más le interesan a Milei para fomentar el empleo y fue el eje del encuentro que mantuvo en septiembre pasado con el líder de la UOCRA, Gerardo Martínez. “Él quería tener una relación directa para informarse sobre cómo era el sistema (de indemnizaciones) de la construcción para no hablar de más ni de menos, sino específicamente. Yo le expliqué cómo era el sistema y lo que significa para la industria, que tiene una característica especial”, dijo el sindicalista. Y agregó: “(Milei) no quiere hacer reforma laboral, no es el capítulo que más le interesa; el capítulo que más le interesa es el tema de la macroeconomía y cómo bajar los índices de inflación”.

Leer mas  Elecciones: podría haber demora en la carga de resultados

De todas formas, es evidente que la presencia del primer mandatario en la firma del convenio de Comercio será también una señal hacia la CGT, que se endureció ante el Gobierno con la decisión del paro de 12 horas con movilización al Congreso que se realizará el 24 de enero. Para los funcionarios libertarios, la adhesión de Cavalieri al nuevo sistema indemnizatorio se convierte en “un fuerte aval” al DNU dictado por Milei por parte de su sindicato, el más numeroso del país, con 1.200.000 afiliados.

Cavalieri habló de este tema con Pettovello el miércoles pasado, mientras en forma simultánea la CGT hacía un acto en la Plaza Lavalle para reclamar que la Justicia declare la inconstitucionalidad del DNU. De ese encuentro participó el secretario de Trabajo, Omar Yasín. Y luego la ministra publicó una foto de la reunión y el siguiente texto: “El gremialista expresó su adhesión a la figura Fondo de Cese, incluida en el DNU 70, que establece un sistema de cobro de indemnización inmediato y justo a fin de poder hacer frente a futuros despidos. Una promesa de campaña de Javier Milei que hoy es realidad”, publicó en X. Y agregó: “Lo único que nos interesa es que la gente tenga trabajo”.

El jefe de Comercio, por su parte, señaló que se había reunido con Pettovello para “aclarar” el punto del DNU vinculado con las cuotas solidarias, que “llevaría a la quiebra al sindicato”, aunque admitió que conversó con ella sobre las indemnizaciones “porque veníamos dialogando con las cámaras para que se establezca un esquema que garantice el 100% de la indemnización para todos los trabajadores” con el fin de “prevenir numerosos juicios y situaciones como la lamentable experiencia de los trabajadores de Garbarino, quienes no pudieron cobrar de forma completa sus indemnizaciones”.

Leer mas  Los salarios subieron 7,5% en mayo, y perdieron contra la inflación

Para amortiguar las críticas por su gestión ante la ministra Pettovello, Cavalieri advirtió: “Nuestra prioridad es garantizar la estabilidad y derechos de los trabajadores. No apoyamos ni apoyaremos políticas de flexibilización laboral o que vayan en contra de los derechos de los trabajadores”.

El nuevo sistema indemnizatorio figura en el artículo 81 del DNU, que sustituye el artículo 245 de la Ley N° 20.744 de Contrato de Trabajo, y contempla lo siguiente: “Mediante convenio colectivo de trabajo, las partes podrán sustituir el presente régimen indemnizatorio por un fondo o sistema de cese laboral cuyo costo estará siempre a cargo del empleador, con un aporte mensual que no podrá ser superior al 8% de la remuneración computable. Por su parte, los empleadores podrán optar por contratar un sistema privado de capitalización a su costo, a fin de solventar la indemnización prevista en el presente artículo y/o la suma que libremente se pacte entre las partes para el supuesto de desvinculación por mutuo acuerdo conforme artículo 241 de la presente ley”.

En una entrevista con Infobae, Yasín explicó los alcances de este sistema indemnizatorio: “Esta es la gran novedad y creo que va a ser un éxito cuando los gremios lo apliquen. Este capítulo de la Ley de Contrato de Trabajo, de extinción, es de orden público, quiere decir que no puede ser derogado por las partes, o sea, no se puede pactar otro. Con la reforma que que se está haciendo en el DNU se le da disponibilidad colectiva a los convenios colectivos para establecer un sistema de extinción distinto que el que marca la ley, distinto de esta indemnización, y es un fondo de cese, de desempleo o seguro de desempleo, que se constituye con un aporte sólo del empleador, nunca del trabajador, para que cuando se produce el despido el trabajador directamente cobre del fondo su indemnización. Eso le da inmediatez, por lo cual no hay mora, y le quita incobrabilidad, algo que sufren mucho los trabajadores porque hacen un juicio de 7 años y después quizá no está más el empleador y no cobra. Mediante este sistema, sin juicio, el trabajador cobra el 100% de su indemnización del fondo”.

Leer mas  Nuevo salto del dólar: ya supera los $590

Para el Sindicato de Comercio, que representa a una actividad que perdió muchas fuentes de trabajo durante la pandemia, este sistema indemnizatorio es visualizado como una oportunidad para que los empresarios del sector, sobre todo las pymes, se animen a contratar nuevos empleados.

Pero, en medio de las tensiones por las políticas de Milei, la decisión de Cavalieri también es un hecho político que divide las posiciones en el sindicalismo y le saca un apoyo de peso al paro de la CGT.

Fuente: Infoba.com