CAPITANICH PRESENTÓ EL SERVICIO ALIMENTARIO ESCOLAR: “SIGNIFICA GARANTIZAR EL ACCESO A ALIMENTOS FRESCOS Y SALUDABLES”

Se trata de una política de seguridad alimentaria que alcanzará a 1.768 instituciones educativas y 250.000 estudiantes a través de una red de 400 proveedores locales de la agricultura familiar. La iniciativa tiene como objetivos mejorar la calidad nutricional, fortalecer la red local y garantizar transparencia y eficacia en el servicio.

El gobernador Jorge Capitanich y la vicegobernadora Analía Rach Quiroga presentaron esta mañana el Servicio Alimentario Escolar (SAE) que garantizará una alimentación de calidad para 250 mil estudiantes en situación de vulnerabilidad social. “La movilidad social ascendente que tanto pregonamos tiene que ver con la calidad educativa y para que nuestros alumnos y alumnas aprendan más y mejor tienen que estar bien alimentados”, señaló el mandatario desde la escuela “Domingo Savio” de Resistencia.

El SAE llegará a los 70 municipios del Chaco, 1.768 Instituciones educativas con 250 mil estudiantes alcanzados y una red de 400 proveedores locales que facilitarán los alimentos de producción chaqueña. Consiste en un menú saludable, que contempla las cuatro comidas y que fue diseñado con el fin de aportar el 55% del requerimiento energético diario, cubriendo un total de 1.045 kilocalorías y 98% de proteínas.

“Significa garantizar el acceso a alimentos frescos y saludables. Se trata de una verdadera política de Estado que implicará una inversión de 8 mil millones de pesos, un incremento muy significativo en relación a los 100 millones de pesos destinados en el periodo 2015-2019”, enfatizó el gobernador.

Señaló además que esta iniciativa demanda el aval y acompañamiento de intendentes y legisladores para garantizar su continuidad en el tiempo, más allá de los cambios de gobierno.

Leer mas  Larreta advirtió por la inseguridad en el país: "La gente tiene miedo de salir a la calle"

Además, el gobernador destacó la implementación del nuevo servicio de transporte SITAM, la incorporación de 231 nuevas unidades, la tarjeta SUBE gratuita para estudiantes y la entrega de libros y computadoras. También, la canasta escolar de $2.500, los descuentos en la compra de indumentaria y mochilas, el incremento de la ayuda escolar y de las asignaciones familiares, junto con la mejora salarial para docentes. “Estamos garantizando el derecho a la educación”, sostuvo.

La actividad contó con la participación de las y los ministros de Desarrollo Social, Pía Chiacchio Cavana, de Educación, Aldo Lineras, y de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons. También estuvieron el vicepresidente del Instituto de Agricultura Familiar y Economía Popular (IAFEP), Osvaldo Chiaramote, la coordinadora de la Unidad provincial de Seguimiento Nutricional, Dora Mierez, y Marlene García Telma, de la unidad ejecutora provincial de comedores escolares, además de intendentes.

Más trabajo para cooperativas, consorcios y productores

El Servicio Alimentario Escolar garantizará no solo una alimentación saludable para estudiantes en situación de vulnerabilidad social, sino que además dinamizará la economía con más de 80 consorcios de servicios productivos, 30 cooperativas de la economía popular, 25 unidades productivas individuales o familiares, 255 comercios de cercanía y 10 pequeñas y medianas empresas que proveerán los alimentos.

“Estamos ante un cambio de paradigma, hay que dejar de pensar en un sistema de comedores escolares para pasar a un servicio alimentario escolar”, subrayó la ministra Chiacchio Cavana. En cuanto al incremento de las ventas que este servicio implicará para proveedores locales, dijo: “vean cuánto empleo podemos generar a través de una política social que procure seguridad y soberanía alimentaria”.

Leer mas  Obras públicas: el gobernador realizará varias inauguraciones durante la semana

“Vamos a garantizar la alimentación de estudiantes, generando empleo para productores y cooperativas, permitiendo que el dinero quede en las localidades. La gestión de Capitanich entendió que no hay nada más importante que la alimentación saludable de las y los niños”, sostuvo la ministra de Desarrollo Social.

El ministro Lineras, por su parte, dijo que en paralelo a la provisión de alimentos se pretende que las y los alumnos aprendan cómo deben alimentarse, y precisó que el SAE comenzará, en primera instancia, en las instituciones escolares con servicio de refrigerio y comedor de las regionales educativas 10 A y 10 B (de Resistencia), 10 C (Barranqueras, Puerto Vilelas, Fontana, Puerto Tirol, Margarita Belén, Colonia Benítez, entre otras localidades de esta regional), la 4 (que comprende Sáenz Peña, Quitilipi, etc.) y 7 (Las Garcitas, Colonia Elisa, La Leonesa, Las Palmas y otras).

En tanto que el ministro Pérez Pons añadió que el nuevo sistema contará con más de 100 nutricionistas que trabajarán en las escuelas para alcanzar la meta de consumo de 1000 calorías por estudiante. “Triplicar la alimentación de todos los alumnos es una decisión política con gran impacto en la provincia», dijo.